I CONCURSO DE ROCK CIUDAD DE ZARAGOZA (1982)

cartel-concurso
Cartel del I Concurso de Rock Ciudad de Zaragoza
Paco Simón diseñó el cartel del Concurso
(colección Fernando García Munera, batería de Cocadictos) 

En el año 1982, las delegaciones de Juventud y Cultura Popular y Festejos del Ayuntamiento de Zaragoza, publicaron las bases del I Concurso de Rock Ciudad de Zaragoza, que comenzaría en septiembre de ese mismo año y que concluiría en un espectacular concierto en la Plaza de Toros durante las fiestas del Pilar de 1982.

La convocatoria, tenía varios alicientes para promover la participación de los grupos. Una y quizás la más importante (dada la maltrecha economía de muchos de los componentes) fue la garantía a todos los grupos que pasasen la primera fase del reparto de la taquilla de sus conciertos (garantizándoles unos ingresos mínimos de 20.000 pesetas por grupo). A los que pasasen a la segunda fase del concurso, 25.000 pesetas. El premio para el grupo ganador del concurso, era la participación (gratuita) en el concierto del Pilar con una primera figura del panorama musical y la grabación de un disco.

Con estos alicientes y aunque costó un tiempo que la participación fuese lo suficientemente numerosa, se inscribieron un total de 43 grupos (lo que fue una grata sorpresa para los organizadores). De estos 43 grupos inscritos, pasaron el corte inicial 39, ya que alguno no presentó la maqueta pertinente con cuatro temas (uno de ellos propio) que exigían las bases del concurso.

Los grupos que pasaron este primer corte fueron Acolla, 092, Duke, Möbins, Distrito 14, Dr. Simón y sus Enfermos Mentales, Sepulcro 22, Geiser, Brasa Rock, Parkinson, Stradivarius, IV Reich, Latido, Distrito 10, Cadáveres Aterciopelados, Container, Ferrobós, Masters, Red Cafeto, Cisterna, Rebel Waltz, Pies Negros, Maquinaria de Suspiros, Golden Zippers, Eclipse, Acme, El Sótano Húmedo, Cobra, Aborígenes del Cemento, Vocoder’s, Canis Dirus, Cáncer de Pulmón, Barra de Punk, Bulbo Raquídeo, 319008, Tiempo 555, Florituras de Hojalata y Autoservicio.

Golden-Zippers-018
Golden Zippers (después Mas Birras) con Mauricio a la cabeza
Distrito 14 Foto Vicente Jorcano 003Distrito 14 Foto Vicente Jorcano 003

Esta primera fase de concurso, se celebró en la Casa de Cultura del barrio de Santa Isabel los días 24,25 y 26 de septiembre. A este escaparate se expusieron todos ellos para ser valorados por periodistas, cazatalentos, veteranos músicos que querían conocer las nuevas tendencias, publico en general y familiares que todavía hoy mantienen el gesto de incredulidad ante lo que estaban viendo.

El grupo heavy Brasa Rock, abrió el concurso y fue uno de los que finalmente pasaron esta primera criba junto a Distrito 14, Aborígenes del Cemento, Parkinson, Cadáveres Aterciopelados, Golden Zippers, Acolla, Geiser, Doctor Simón y Ferrobós, con Gabriel Sopeña a la cabeza.

MARIANO_distrito14
El grupo zaragozano Distrito 14 participó en el concurso

La segunda fase del concurso tuvo lugar en uno de los templos musicales de los ochenta (por lo menos para mi) y que no fue otro que el desaparecido escenario del Rincón de Goya, durante los días 2 y 3 de octubre.

Al jurado compuesto por críticos musicales locales y por el periodista del País José Manuel Costa, les tocaba elegir a los dos grupos que finalmente se alzarían con el galardón de ganador del I Concurso de Rock Ciudad de Zaragoza.

Para abrir boca, nada más potente que el Rock´n roll de los zaragozanos Golden Zippers capitaneados por Mauricio Aznar. Completaron esta primera jornada Ferrobós, Aborígenes del Cemento, Cadáveres Aterciopelados y Parkinson.

El resto de grupos que habían pasado a la finalísima, los andorranos Acolla, Distrito 14, Doctor Simón, Brasa y Geiser, lo hicieron el la jornada del día 3.

Una vez habían pasado todos los grupos por el escenario del Rincón de Goya y tras las deliberaciones del jurado, había ganadores del I Concurso de Rock Ciudad de Zaragoza.

Los zaragozanos Ferrobos que componían Eduardo Jimeno (bajo), Gabriel Sopeña (voz y guitarra), Jesús Trasobares y Sergio García (batería) y los “agitadores” Doctor Simón compuesto por Antonio (guitarra y bajo), José de Ávila (guitarra y voz), Ana (sintetizador) y el genial Pepe Oros (cantante).

Ferrobos-buena
Ferrobos, ganadores del Concurso de Rock de 1982

Lo del concierto del día 15 de octubre en la Plaza de Toros, fue mas un castigo que un premio. Cierto es que tocaron con el ex de Dr. Feelgod, Wilko Johnson ante 2.500 personas durante las Fiestas del Pilar, pero para que podáis visualizar lo que pasó realmente esa noche, transcribo literalmente parte de la crónica de Matías Uribe en Heraldo de Aragón del día  17 de octubre contando lo sucedido esa noche.

“…No, no es justo. Por aquí han pasado grupos que han merecido pitadas estruendosas y nadie ha dicho nunca esta boca es mía (¿recuerdan, por ejemplo, la actuación de Bloque hace varias semanas en el parque Primo de Rivera?). Sin embargo, suben dos grupos zaragozanos al escenario (los dos ganadores del concurso de rock que el Ayuntamiento de la ciudad organizó a finales de fin de semana) y tienen que sufrir en sus carnes el escarnio y el abucheo. ¡Qué desconsideración, oiga!.

Porque, de acuerdo, Ferrobós es un grupo que puede hacerse pesado, todo depende de la capacidad de encaje de la clientela. Pero nunca ha sonado técnicamente mal, al menos las veces que uno ha tenido oportunidad de escucharles. Y, sin embargo, el viernes por la tarde, en la plaza de toros, “aquello fue espantoso”. Cada uno tocó por su sitio (naturalmente no se oían en monitores) y la ecualización de sonido fue escandalosa. Obvio es, la culpa no fue de ellos, sino de los responsables de la mesa de sonido y de los técnicos en general, que nunca debieron dar luz verde a tamaño desaguisado…

Pero lo hicieron, y así ocurrió lo que ocurrió: tres tomatazos contra el cantante de Ferrobós y toda suerte de improperios y gritos de (fuera, fuera) contra los muchachos de Doctor Simón, que, por otra parte, no lo hicieron mal, que sonaron técnicamente mejor que Ferrobós y que, además, mostraron (estrenando nuevas canciones y ampliando su «show» escénico) su interés y su buena disposición por seguir adelante en esto. Pero ante esta injustificable reacción del público lo van a tener muy difícil… y es una pena que seamos así de cenizos y desconsiderados…”

 

Creo que con esto, está todo dicho.